Consejos para mejorar tu concentración a partir de la comida.

¿Quieres concentrarte más, rendir más, estar más activo y atento? Aquí tienes unos consejos para que tengas muy en cuenta estos alimentos. Si quieres copar tus objetivos, sigue nuestros consejos.


Los frutos secos. Son uno de esos alimentos que no pueden faltar en una dieta para la memoria y la concentración. Contienen un perfil de ácidos grasos muy bueno para la salud y además contienen triptófano. Las nueces, son las más destacadas dentro de los frutos secos. Te ayudan a que el cerebro funcione mejor y aumentan tu concentración, siempre consumiéndolo de forma moderada y equilibrada.

Los huevos, copan uno de los escalones más altos de la lista. Ellos son los encargados de mejorar la actividad cerebral, además, proporcionan fosfolípidos, una fuente del fósforo que ayuda a las transmisiones neuronales. Todo esto es gracias a una proteína llamada colina, que es una de las principales proteínas del huevo y es muy beneficiosa para mejorar nuestro estado de alerta y de estabilidad cerebral.

El pescado, ¿Qué haríamos sin el pescado? Todo el pescado es muy bueno para nuestra salud, no obstante, el pescado azul es el aporte perfecto y necesario para mejorar nuestra salud cerebral. Sus proteínas y minerales (fósforo), además de sus grasas omega 3 y 6, activan nuestro metabolismo y nuestro sistema nervioso. Quizás el más importante de estos, sea el salmón. Es un experto en llevar a tu cerebro a su rendimiento máximo. También pasa igual o en menor grado con otros pescados de agua fría como el atún, las anchoas, el arenque, etc.

Los cereales integrales, no pueden faltar en tu dieta. Ellos se encargan de proporcionar aminoácidos como el triptófano, además son hidratos de carbono que una vez en tu organismo, traducirá en glucosa para el funcionamiento 10 de tu cerebro. También consigue transformar serotonina que te producirá una sensación de confort y bienestar. Todos los granos como el trigo integral, germen de trigo y salvado, harina de avena, arroz integral, panes integrales, cebada y palomitas de maíz, aumentan el riego sanguíneo de tu cerebro.

La fruta. Si tu madre te decía de pequeño que tenías que comer fruta y no le hacías caso, tendrías que darte cuenta que tenía mucha razón. La fruta es una pieza clave en nuestro organismo, ella sola suministra azucares sencillos y estos son esenciales para el cerebro. El plátano o el aguacate son un claro ejemplo. Estas dos frutas son capaces de proporcionar un perfil de vitaminas y minerales muy efectivos como el potasio. Si quieres una ayuda con los estudios, mejor que estudies y comas fruta.

Por último y encasillado como el más importante de todos, el agua. Podríamos resumir al agua diciendo que es el 70% de nuestro cuerpo. Sabiendo esto, os podéis hacer una idea de la importancia del agua para nuestro organismo y por supuesto para nuestras funciones cerebrales.

Es muy importante tener en cuenta que hay que beber al menos 10 vasos de agua al día, rendirás mejor y obtendrás más facilidades para concentrarte y mantener activo y rápido el cerebro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *