Dieta de la semana: Niños y niñas entre los 2 y 3 años

A partir de los 2 años de edad ya hacen 4 comidas al día y la gran mayoría de los niños ya suelen comer de todo. Por eso, a partir de esta edad, intentaremos que la alimentación del niño sea lo más parecida a la del resto de la familia. En la que se consuman alimentos nutritivos, de forma variada y equilibrada.


Entre los 2 y los 3 años de edad, los niños ya empiezan a tener la capacidad de morder y masticar mejor gracias a que les salen los segundo molares de leche, es entonces cuando tienen que aprender a masticar bien cada alimento, ya que es el primer paso para una buena alimentación, triturar bien cada bocado que hagan.

Por otra parte, es una edad ideal para que empiecen a adquirir los buenos hábitos en la mesa y buenos hábitos de alimentación, ya que los niños a esta edad suelen imitar lo que hacen sus padres, ya sea comer con los cubiertos o comer lo que ellos comen. Al principio les será difícil con lo que necesitarán los dedos de las manos para ayudar a agarrar los alimentos, en cuanto a los hábitos de alimentación, se debe compartir mesa con ellos y comer lo mismo. Debe ser un momento de encuentro familiar y de comunicación. Requiere mucha paciencia por parte de los padres, para enseñarles poco a poco, son el mayor ejemplo que tendrán a seguir.

La dieta a esta edad suele incluir carne, cereales, legumbres, huevo, pescado, leche y derivados, etc. Durante esta etapa es cuando pueden empezar a pedir golosinas, galletas, bollería, etc., pero es muy importante que se eviten los alimentos azucarados, grasos y calóricos, para evitar la posibilidad de que los niños desarrollen obesidad infantil en un futuro. No hay que ofrecerles premios como caramelos, bollería, etc. Está bien que lo coman de forma puntual, pero sabiendo que eso no forma parte de su alimentación habitual.

Hay que evitar que adquieran conductas alimenticias de forma caprichosas y con preferencia a unos alimentos más que otros. Puede que el niño intente conseguir lo que él quiere, pero debe aprender que no siempre lo que él quiere es lo correcto. Le tocará comer cosas que no le gusten demasiado, pero tampoco hay que obligarle, antes de descartar aquello que no le gusta hay que buscar alternativas como variar la forma de cocinar los alimentos, la presentación, mezclarlo con alimentos que sí le gusten, aportar color a los platos con zanahoria, tomate, etc., eso puede engañarle y así conseguimos que poco a poco vaya comiendo aquellos alimentos que a anteriormente rechazaba.
Deja que él decida cuánto quiere comer, él sabe mejor que tú la cantidad de comida que es suficiente para él. En caso de inapetencia debemos consultar entonces con el pediatra.
Por último y no menos importante, debemos intentar que sean físicamente activos y limita las horas de televisión (no más de 2h diarias). Los niños tienen que jugar, ser imaginativos y creativos.

Si quieres saber más sobre la alimentación para niños a partir de esta edad, entra en nuestra página web, regístrate y sigue las pautas de los menús que te ofrece Herbora cada semana.

La dieta para niños y niñas entre los 2 y 3 años

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *