Consejos para prevenir y aliviar las picaduras de mosquito

Los mosquitos están por todas partes. Ya te decantes por el uso de insecticidas específicos, repelentes u optes por el tradicional truco del plato de vinagre para ahuyentarles, los remedios no siempre funcionan y hay personas que hagan lo que hagan, cada verano les acribillan a picaduras.

Como cada año por esta época, empiezan a preocuparnos los mosquitos que tanto castigan nuestra epidermis. Los mosquitos están por todas partes. Ya te decantes por el uso de insecticidas específicos, repelentes u optes por el tradicional truco del plato de vinagre para ahuyentarles, los remedios no siempre funcionan y hay personas que hagan lo que hagan, cada verano les acribillan a picaduras.

Desde Herbora, nuestro consejo principal, es que utilicéis métodos naturales tanto para prevenir como para curar las picaduras de mosquitos. Hoy en día, los productos químicos están muy utilizados y por un lado pueden aliviar o curar las picaduras, pero por otro lado pueden causarte problemas a largo plazo.

¿Cómo evitar las picaduras?

Ponte repelente para mosquitos
Experimenta con productos sin químicos, tales como la citronela (aceite natural). De igual forma que el aceite del árbol de té y del complejo vitamínico B ayudan a repeler los mosquitos. Al igual que cualquier producto, la efectividad depende de la situación, la tipología de la piel y el tipo de mosquito que quieras repeler. Por eso, antes de lanzarte a comprar un repelente natural, estudia un poco a tu piel.

Cuando salgas al aire libre, ponte pantalones largos y camisas sueltas de manga larga
Una de las mejores maneras de evitar las picaduras de mosquito es simplemente cubriendo la piel. Usa la ropa de modo que quede lo más suelta posible. Te sentirás más cómodo/a en los climas cálidos y húmedos donde los mosquitos abundan y podrás protegerte mejor de las picaduras, ya que los mosquitos en ocasiones pueden atacar a través de la ropa ceñida a la piel, en especial si la tela es fina.

Pon un mosquitero sobre tu cama o en tus ventanas
Los mosquiteros tienen orificios que son lo suficientemente grandes como para que el aire circule, pero lo bastante pequeños como para evitar el paso de los mosquitos y otros insectos. Estos métodos evitan muchísimas picaduras y te permiten disfrutar de la brisa nocturna del verano.

No dejes que el agua se estanque cerca de tu casa
Es fácil crear de forma accidental hábitats para que los mosquitos vivan y se reproduzcan. Por ejemplo, una piscina para niños que se deje bajo el sol del verano durante varios días puede convertirse en un criadero de mosquitos. Deshazte del agua estancada que esté cerca de tu casa. Si tienes una piscina, cúbrela cuando no la uses y trata su agua de la manera correspondiente.

mosquito-542156_960_720

Y si nos pican, ¿Qué hacemos?

Aplica lima o limón en la picadura
Si bien es un remedio casero que puede arder un poco, es realmente útil. Hay diferentes maneras de aplicarlo. Por ejemplo, puedes exprimir medio limón sobre un algodón, el cuál luego aplicarás en la picadura. Otra opción es partir la fruta por la mitad y frotar por donde te ha picado el mosquito.

Utiliza aceites esenciales
Varios aceites esenciales (que se compran en las casas naturistas) te darán alivio temporal si crees que no puedes resistir más la tentación de rascarte. Los más recomendados son romero, lavanda, árbol de té y cedro. Recuerda que se usan en poca cantidad (dos o tres gotas) y siempre diluidos o bien con agua caliente o con otro aceite.

La miel es deliciosa, pero también es antiséptica
La miel tienen muchas propiedades y una de ellas es su poder antiséptico. Aplica una pequeña cantidad en donde tienes la roncha y deja que seque. Luego enjuágalo bien con agua tibia. Si repites ese proceso, la picadura se aliviara y acabara desapareciendo.

Como no, utiliza aloe vera
El aloe vera es muy bueno en todo lo que se refiere al cuidado de la piel. Por lo cual, en el caso de las picaduras de mosquitos es más que eficaz. Sirve para aliviar la comezón producida por la saliva de este insecto y también reducirá la hinchazón y curará la herida que seguramente has producido al rascarte. Aplica el aloe en la picadura y tápalo para que penetre.

El consejo fundamental, es no rascarse. Por más de que sea desesperante. Si no lo puedes evitar, entonces coloca una gasa o venda para proteger. Además de evitar que te rasques, evitará posibles infecciones de la herida debido a los agentes externos y medioambientales.

En segundo lugar, mantén siempre limpia y seca la zona. Lava el área infectada con abundante agua y jabón neutro. Así eliminarás la saliva del mosquito que ha producido la irritación y permitirá que la herida sane más rápido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *