Kombucha, la bebida de moda

kombucka

¿Qué tiene esta bebida que se ha puesto de moda en los últimos años? Conoce todos sus beneficios y por qué tiene tanto éxito.

El origen de la Kombucha se remonta a más de 2000 años atrás, en Manchuria, China. Era considerada el elixir de la vida por los emperadores.

A día de hoy es apreciada por sus efectos estimulantes y curativos, y por su rico sabor. 

¿Pero, qué es exactamente?

La Kombucha, es una bebida milenaria fermentada, no alcohólica, a base de té o infusión azucarada. 

La Fermentación se consigue a través de un cultivo de bacterias y levaduras, que reciben el nombre de SCOBY, que sus siglas en inglés significan  Symbiotic Culture Of Baceria and Yeast. Es decir, “comunidad simbiótica de bacterias y levaduras”.

La combinación de té, azúcar, bacterias y levadura (SCOBY), se embarca en un largo proceso de fermentación que dará como resultado en una bebida refrescante y con gas natural. En una segunda fermentación se le añaden los sabores deseados, y como resultado final tenemos un refresco saludable de burbuja natural, con un alto poder de conservación, que puede acabar siendo adictivo.

fermentación kombucha

¿Qué necesitas saber sobre la Kombucha?

Existen ya muchos estudios que verifican su composición y sus efectos. Entre ellos destacamos:

Es buena para tu intestino: al igual que otros alimentos fermentados, la Kombucha suministra probióticos, que pueden contribuir a mejorar la salud digestiva, al promover el crecimiento de ciertas bacterias intestinales y mejorar la diversidad de estas.

Estimula las defensas: los alimentos y bebidas fermentadas aumentan la inmunidad del cuerpo, ya que nuestro sistema inmunológico depende de nuestra salud intestinal, y los alimentos fermentados proveen bacterias buenas para nuestro intestino.

Retrasa el envejecimiento: durante la fermentación de la Kombucha, muchos compuestos antioxidantes de las hojas del té se liberan. Principalmente polifenoles y catequinas, de alta capacidad antioxidante, que ayudan a retrasar los signos del envejecimiento celular.

Mejora la digestión: el té Kombucha contiene gran cantidad de enzimas, entre ellas la amilasa y la invertasa, que cumplen la misión de descomponen moléculas de alimento muy grandes en otras más pequeñas, facilitando su digestión.

Pequeñas cantidades de alcohol: debido al proceso de fermentación se origina algo de alcohol etílico, pero en una proporción inferior al 0,5% (menos que una cerveza sin alcohol).

Desaconsejado en casos como: mujeres embarazadas o lactantes, personas con el sistema inmunológico intestinal o hepático debilitado, niños menores de 6 años.

 

¿Son iguales todas las bebidas de Kombucha?

Las propiedades del té de Kombucha generalmente son las mismas para todas sus variedades o diferentes sabores. Pero cada tipo de té tiene sus propiedades particulares, como sabor y color, y beneficios para la salud.

La fermentación sirve de potenciador de cada una de las características individuales de cada ingrediente; por ejemplo el té Rooibos contiene una mayor cantidad de hierro y Vitamina C, el té rojo destaca por su poder diurético o la Yerba Mate por su cafeína.

 

¿Cuáles son los peligros de la Kombucha?

Una de los problemas que puede existir con esta bebida fermentada, es cuando se elabora en casa, ya que no se puede garantizar al 100% las condiciones higiénicas, y puede convertirse en tóxico si se contamina por hongos, como moho.

Si aún no la has probado, ¿a qué estás esperando?

¿Para qué tomar una bebida gasificada llena de azúcar cuando puedes refrescarte con esta deliciosa bebida llena de probióticos que contribuirá a tener una buena flora intestinal?