Día Mundial de la Salud digestiva (29 de Mayo)

Hoy en Herbora, celebramos el Día Mundial de la Salud digestiva. Por ello, te facilitamos unos cuantos consejos, si los sigues, tendrás una salud digestiva adecuada y equilibrada.

Tu sistema digestivo descompone los alimentos que comes en los nutrientes que tu cuerpo necesita. Si tu salud digestiva no es la adecuada, te puedes encontrar con que tu cuerpo echara en falta muchos de los nutrientes que no ha podido transformar en el proceso digestivo.

Por esta razón y aprovechando que hoy celebramos el Día Mundial de la Salud digestiva, Herbora te facilita unos cuantos consejos para que puedas llevar una salud digestiva correcta y buena para tu salud.

La dieta debe ser rica en fibra. Recuerda aportar fibra soluble e insoluble en tu alimentación. Consume granos enteros, productos integrales mejor que los refinados, fruta, verdura, legumbres y semillas, para asegurar un aporte de fibra diario. Este tipo de dieta ayuda a mantener un correcto peristaltismo (movimiento de los intestinos), por lo tanto será menos probable que sufras de estreñimiento. También puede ayudar a prevenir o tratar diversas afecciones digestivas, como las hemorroides y el síndrome de intestino irritable. Además, la fibra nos ayuda a mantener un peso equilibrado y a evitar un abdomen hinchado.

Controlar los alimentos grasos. Estos alimentos tienden a ralentizar el proceso digestivo, haciéndolo más vulnerable al estreñimiento. Pero no todas las grasas son igual de malas, es importante no eliminarlas por completo de nuestra alimentación y mantener un consumo moderado de grasas saludables como el aceite de oliva, salmón, aguacate, frutos secos y las semillas. Las opciones más suaves para cocinar son: al vapor, horno, wok, plancha con poco aceite, evitando las cocciones muy pesadas y grasientas o con exceso de picante, ya que complica el proceso digestivo.

Incorpora probióticos en tu dieta. Los probióticos son las bacterias saludables presentes de forma natural en el tracto digestivo. Por ejemplo, la leche fermentada con probióticos, favorece el tránsito intestinal, además, reduce la sensación de hinchazón y flatulencia. En definitiva, los probióticos luchan contra los efectos de una mala alimentación, los antibióticos y el estrés. Además, mejoran la absorción de los nutrientes, fortalecen tu sistema inmunológico, e incluso ayudan a tratar el síndrome del intestino irritable.

No olvides hidratarte. Beber mucha agua y alimentos hidratantes como infusiones y caldos suaves son buenos para tu salud digestiva. También es importante evitar siempre bebidas estimulantes y refrescos azucarados con gas que puedan sumar molestias digestivas. El agua en tu sistema digestivo ayuda a disolver las grasas y la fibra soluble. Gracias a todo esto, las sustancias pasan más fácilmente por tu intestino.

Practicar ejercicio físico con regularidad. Haz del ejercicio un hábito. El ejercicio te ayudara a regular y mantener los alimentos en movimiento a través de tu sistema digestivo. De esta manera mejorarás las digestiones pesadas y liberarás estrés, que también afecta de forma negativa a la salud digestiva. Además te ayudará a mantener un peso ideal y será bueno para tu salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *