Día Mundial de la Población (11 de Julio)

El desarrollo sostenible de la población mundial es un tema que nos afecta a todos. Tenemos que tomar conciencia de la importancia del crecimiento global y hay que equilibrar la balanza para que el día de mañana esta problemática no se nos vaya de las manos.

La observancia de este día se convirtió en una celebración anual a partir de 1988 cuando el Fondo de Población de las Naciones Unidas designó el 11 de julio como el Día Mundial de la Población.

Su origen se debe a que un año antes, en 1987, se había celebrado el Día de los cinco mil millones de personas en el mundo, cifra cuya importancia fue abordada en los principales foros multilaterales que buscaban ofrecer políticas de bienestar a la población mundial.

Desde un principio esta celebración busca concientizar a la población tanto en el ámbito regional como el internacional sobre la importancia de los problemas demográficos y su impacto en los niveles de desarrollo de cada país con el objeto de encontrar soluciones a estos problemas y promover un desarrollo sustentable a nivel mundial.

El mundo está viendo un número récord de personas desplazadas por las crisis – unos 60 millones según las últimas cifras de la ONU. El UNFPA trabaja en situaciones de emergencia en todo el mundo para responder a los derechos y las necesidades de las mujeres y las niñas, para ayudarles a mantener su dignidad, asegurar su seguridad y la restauración de su acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva.

La población mundial alcanzó los 7.000 millones en 2011, frente a los 2500 millones registrados en 1950. Este gran aumento en el número de habitantes del planeta conlleva grandes retos y oportunidades, y afecta a la sostenibilidad, el urbanismo, el acceso a los servicios de salud y el empoderamiento de los jóvenes.

En los últimos datos oficiales, que pertenecen al año 2015 se ve aumentada la población mundial en 347 mil millones de habitantes más desde el 2011.

El incremento futuro de la población mundial en más de un 40 % en apenas 39 años implica un mayor consumo de: alimentos, materias primas, materiales, energía, agua, etc. Lo que señala que corresponde a la ONU y a todos los países afectados e implicados, tomar las medidas necesarias para controlar la natalidad, garantizar el bienestar social y la sostenibilidad de la humanidad.

En estos momentos la producción de alimentos del mundo es suficiente para alimentar la población actual, no obstante la desigual distribución de los alimentos, los altos precios de venta de los productos alimenticios y las insuficientes infraestructuras en el sector primario de muchos países poco desarrollados provocan que en el planeta tierra la cifra de personas con hambre supere los 1000 millones de habitantes. Corresponde al sector agropecuario y a la industria alimentaría garantizar la producción de alimentos necesarios para hacerle frente al futuro incremento de la humanidad, pero en la actualidad el sector agropecuario sufre en muchos países de un deterioro sistemático como consecuencias de los bajos precios de los productos agropecuarios que hacen poco rentables a muchas explotaciones agropecuarias, así como también por el bajo nivel de vida del sector, lo que ha motivado en gran medida la emigración de las personas del campo a la ciudad.

El aumento de la población mundial demanda de: un mayor consumo de agua en cantidad y calidad, un incremento del agua embalsada, una mayor explotación de las fuentes de abasto superficial y subterránea, un incremento de las áreas de riego, ya que el agua es un elemento estratégico que estabiliza e incrementa la producción de alimentos, pero actualmente el crecimiento de las áreas de riego es inferior al crecimiento de la población mundial. También es necesario que los organismos internacionales y los diferentes países garanticen la producción de alimentos en el sector primario y en la industria alimentaria para la sostenibilidad de la población mundial.

El desarrollo sostenible de la población mundial es un tema que nos afecta a todos. Tenemos que tomar conciencia de la importancia del crecimiento global y hay que equilibrar la balanza para que el día de mañana esta problemática no se nos vaya de las manos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *